Distintas visiones.

Siempre he pensado que las personas son mejores o peores por ellas mismas, claro que hay muchas circunstancias que pueden ayudarte a ser de una u otra forma, pero salvo que te obliguen con una pistola apuntando a tu cabeza, nadie tiene por qué hacer cosas que no quiere.
Hace unos días estuve con unas parejas conocidas, no diré amigas, aunque en un pasado cercano las consideraba así. No son malas personas, al contrario, pero la amistad es una palabra demasiado grande para escribirla a la ligera y no sé si decir que,  por suerte o desgracia, conozco muy bien su significado. No es que no me crea a esa gente que dice que tiene cien amigos, cincuenta o diez, pero si que no sabe en realidad lo que es eso, o al menos no ha tenido la oportunidad de demostrar que clase de amistad tiene con ellos.
La conversación se encaminó hacia la normalidad, es decir, cómo te encuentras, qué es de tu vida, se te ve poco, y si hay cambios que merezcan la pena resaltar… a los cinco minutos tenía una cosa clara, no quiero ser como ellos, ni tener su forma de ver la vida, de enfocarla o disfrutarla. No me cambiaría por ellos aunque tengan muchas más cosas materiales que yo, no me gusta su felicidad (no saben lo que es), podéis pensar que yo tampoco estoy en posesión de la verdad y que desconozco lo que es, os diré un par de cosas, he estado en su lado, en el opuesto y en el del medio, a mi modo de ver las cosas, creo que tengo más argumentos para opinar de esas cosas.
Imaginad a una persona que desde que nace hasta que muere solo se ha alimentado de dos comidas, que solo conoce dos platos, pongamos, paella y pollo asado, y una bebida, agua. Seguid imaginando que así, con solo esas comidas, se pudiera llegar a la vejez sin problemas de alimentación. Bien, si en el lecho de muerte preguntaras cómo les ha ido la vida respecto a la alimentación, te dirían que bien, muy bien, la paella y el pollo riquísimos, y el agua muy saludable y se irían de esta vida contentos, satisfechos de su paso por aquí, pero y si antes de abandonar la vida le diésemos a probar vino, refrescos, café, té, alcohol, batidos…. marisco, fruta, guisos, carne, pescado, queso, jamón, etc.
Seguro que torcerían el gesto, no digo que me dirían “no he sido feliz”, pero se irían con un gran vacío en sus vidas al saber lo que se han perdido, lo que han dejado de probar y experimentar. Hay personas que no tienen ni una sola inquietud. Cerradas a cualquier cambio, son pobres de pensamiento.
No es bueno comparar a las personas y decir la verdad no es hacerlo, si Sonia es mas guapa que Gloria y lo dices abiertamente, no tiene por qué tomarse como un desprecio o ataque a la que consideras más fea. Luego está la diplomacia de algunos, Gloria es guapa, pero lo es más Sonia (no me gustan los falsos).
En un momento de la conversación una de mis conocidas (sentada a mi izquierda) observó el tatuaje que llevo en mi brazo, subió mi camiseta para verlo entero (hay mucha confianza) y comentó, “es grande, muy bonito, pero no me gustan los tatuajes”, “vaya, sí debe de hacer mucho tiempo que no nos vemos, recuerdo que te gustaban, incluso que te harías uno pequeño para saber que se sentía”, le respondí, “bueno, eso era antes, cuando era mas joven…”. En ese momento decidí que sabrían de mi vida, pero a mi manera, el hacerles ver que llevan una vida de mierda, solo tenía que esperar las preguntas.
“¿Sabes?, el otro día me acordé de ti, estuve comiendo un queso curado de oveja riquísimo” (mi conocido sentado a mi derecha), asentí y pregunté, “has probado la infinidad de quesos que hay, las distintas variedades y formas de comer?”
Su mujer salió en su ayuda, para él solo hay un queso, anda ve tú y le pones otro, te lo tira a la cara (cuanta felicidad). ¿Por qué no se puede probar otros quesos? No digo que cambien tus gustos, pero ¿cómo sabrás si no pruebas, si hay cosas mejores?
Mi conocida sentada frente a mí escuchaba, demasiado callada. Estaba esperando sus preguntas y aunque no sabía cuáles serían, estaba seguro que me iba a divertir… “¿Te sigues depilando tus partes intimas?” Conozco a muchas personas, sobre todo hombres que les da miedo responder en público a ciertas preguntas, incluso ir al médico con temas relacionados con el sexo, luego en privado todos son muy “machos”. “Sí, me depilo mis partes intimas, no todas las semanas, ni me obsesiona, pero sí”, respondo. “Ufff, eso es de maricas”, su marido, tardaba ya en meter baza, “eso parecerá la de un bebé, no entiendo qué sentido tiene hacerlo”. Hago un inciso, la verdad es que en muchas situaciones debería irme, mandar un poquito a la mierda a la gente y quedarme más ancho que Dios, pero mira, me gusta la marcha, y al ignorante hacerle sentir que lo es…”¡¡Hombre!!, te contestaría que por varios motivos, pero principalmente por dos: uno por higiene, el otro, porque me encanta ver cómo toda mi polla entra en la vagina, volverla a sacar y otra vez dentro, por cierto, no se parece en nada a la de un bebé (Tú mujer y sus amigas pueden cerciorarlo”. No penséis mal, pero hace un par de años quisieron verla, y ante la insistencia, y uno que es muy educado, pues eso, la vieron.
Espero que la próxima vez que nos veamos sea para cosas más agradables que esta, como una boda, comunión, bautizo, fiestas… “¿solo disfrutas en esas ocasiones?”, pregunté, “bueno, o salir a tomar unas cervezas”, me dijo. “¿Qué haces en casa durante la semana y fines de semana con tu pareja?”, insistí, “ya sabes, vienes cansado de trabajar, te duchas, cenas, ves un poco la tele y a dormir, los fines de semana en casa tirados en el sofá, no hay dinero para salir ni irse a ningún lado…”. “Entiendo, no hay un río a diez kilómetros de aquí, no te puedes permitir un par de bocadillos y un envase de vino, no hay varios parque en la ciudad solitarios, con poca luz… no tienes coche y capó donde empotrar a tu mujer y no mirar el culo de la camarera… no tienes cocina donde ayudar a tu pareja y preparar una mesa romántica… no tienes bañera donde poner música y acondicionarla con decenas de velas.
P.D.: Me gusta ver a mis conocidos, conversar con ellos, así no me olvido que no quiero parecerme a ellos.

13450845_1741782829368282_131047726701001575_n


2 thoughts on “Distintas visiones.

  1. Esta entrada ya la vi cuando tenías el otro formato de blog y me pareció bastante buena a decir verdad cre que más bien sincera , pues los amigos es como el amor se puede tener muchos pero solo a unos pocos amas y quieres de verdad, por lo demás te diré que muchas de las cosas que escribes se dan en la mayoría de los grupos estos de parejitas que todas van de moderno ..( no lo soporto ) .
    Por otro lado esto ya no tiene que ver con tú texto cada vez es más difícil entrar ..oju nene lo tienes bien blindado ajjajaj haces bien … por si las moscas que son de un pesao jj .
    Bueno ya te he dado un poco la vara así pues me ha gustado te he comentado y ya esta hasta más leerte te deseo una buena semana dentro de tus posibilidades se feliz .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s