El despertar de las amapolas…

Esa noche me metí en la cama enfadado, no con ella. No dormimos abrazados y mucho menos follamos. Todo había sido perfecto, como siempre. Pero pensar que al día siguiente se tenía que marchar me mataba. Si alguien necesita pruebas de un amor, yo las tenía todas se me caían de los bolsillos. Siempre decía que era todo tan perfecto que le daba miedo, yo le respondía que nada lo era. Que no visitábamos lugares de ensueño, ni ciudades maravillosas, ni comíamos en famosos restaurantes. Simplemente que estando juntos, éramos el uno para el otro. Eso es lo que lo hacía perfecto. Nunca pensé que sería nuestra última noche juntos.
#ElDespertarDeLasAmapolas

18582189_1892601327619764_6919269732573245040_n


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s